Buen resultado y ligera mejoría

04/10/2015 @Mariluzsanchez

Nuestro Real Zaragoza recobró la senda de la victoria contra el Deportivo Alavés. Triunfo por la mínima para conseguir tres puntos muy necesarios.

Tenía el Real Zaragoza la obligación de remontar con una victoria la mala racha de resultados que venía acumulando desde su única victoria en liga el 29 de agosto, frente al Almería. Hacer bueno el costoso punto que trajeron de Lugo la semana anterior pasaba por sumar de a tres en esta jornada.

Con la ausencia por lesión de Marc Bertrán, Ranko Popovic reajustó la línea defensiva desplazando a Jesús Vallejo al lateral derecho e introduciendo a Rubén en el centro de la defensa deshechando así la opción del cambio natural de Bertrán por Isaac Carcelén y desaprovechando la oportunidad de mover sólo un jugador en un esquema que funciona. Precisamente eso es lo que le dio fortaleza al Real Zaragoza contra un equipo duro en todos los aspectos como es el Deportivo Alavés. La presencia de Erik Morán intermediando entre la defensa y la medular junto con el despliegue físico de Papé Diamanka sostuvieron unos primeros cuarenta y cinco minutos de verdadero buen juego ante un rival que recurrió a la contudencia para parar lo que se les venía encima y que inexplicablemente acabó con los once jugadores sobre el terreno.
 
Más rápido y más juntos. Como ya se atisbó en la primera parte de Lugo la nueva disposición táctica le da óxigeno al equipo que se encuentra más cómodo, con menos metros para recorrer hasta la portería una vez que los jugadores de ataque, ya sea Jaime, Hinestroza o Diamanka, se hacen con el balón. Menos tiempo de conducción, menos espacio para equivocarse.
 
De esta manera, poco a poco el equipo se asentó y dominó. Arriba, la posición para el gol cayó bajo la responsabilidad de Ortuño que entró por decisión técnica en lugar de Ángel. Aprovechó su oportunidad el murciano dejando algún que otro bonito detalle técnico y, por supuesto, coronando con el gol de la victoria. Éste vino de la mano de una buena jugada de uno de los principales activos del equipo que es Fredy Hinestroza, lo hizo todo para servirle una asistencia limpia para embocar a gol. 
 
Es otra de las ganancias del nuevo sistema, el juego exterior de Hinestroza y Jaime se hace más efectivo puesto que los centros al área tienen sentido y rematadores suficientes a la vez que, sobre todo en el caso de Hinestroza, no se limitan a ser meros carrileros si no que apoyan las ocasiones ofensivas basculando al interior.
 
Victoria al descanso y buenas sensaciones. Relativizando siempre el punto de partida para catalogar algo de bueno o malo. Cuando vienes del cero conseguir uno ya es bueno.
 
En el vestuario se quedó Rubén que tras una jugada fortuita se dañó la rodilla y su lugar lo ocupó Vallejo que a su vez dejó la banda, esta vez sí, para Isaac Carcelén. Pero parece ser que el central gallego no es lo único que se dejó atrás el equipo blanquillo tras la reanudación. Se dejaron también el principio imperativo de hacer pasar la salida del juego por Erik Morán, lo ignararon a partir del minuto cuarenta y siete, y se olvidaron de querer ganar mejor. Un pasito atrás y balón para el Alavés.
 
Afortunadamente, Toquero no es suficiente para sacarle punta a un equipo romo como el vitoriano y Bono tampoco tuvo demasiados problemas para rebatir los argumentos ofensivos del rival. Por parte de los maños lo que ocurrió ya fue intranscendente salvo por lo negativo, la nueva lesión de Jaime que abandonaba aparentemente bien, como siempre, el césped para dar entrada a Jorge Díaz, y que sin embargo parece que se perderá unas cuantas jornadas. También entró Wilk para dar descanso a Diamanka cuando el partido estaba ya decidido.
 
El equipo funciona, no brilla pero funciona. Genera ocasiones, domina el tempo del partido, se rebaja el nivel de sufrimiento, es más regular jugando como lo hace ahora. Así que alguien debería explicarnos el factor corrector que se aplica una vez que nos adelantamos en el marcador, el instinto de conservación supera a la ambición y eso en fútbol te acaba haciendo débil porque si juegas al empate lo más fácil es que pierdas. ¿Tan poca es la confianza que tiene el entrenador en sus jugadores?, ¿ganar uno a cero es todo de lo que son -o de los que los ve Popovic- capaces?. De momento, el reto semanal será juntar once futbolistas profesionales sobre el Carlos Belmonte teniendo en cuenta las bajas de Bono, Vallejo, Rubén, Mario, Jaime, Bertrán y Pedro.

Volver al listado

Próximo encuentro

26/03/2017 - 20:30
Elche CF
Real Zaragoza
Martínez Valero
-
Gol TV

Copyright © 2017 Pasión Zaragocista
Desarrollo: Efor Internet + Servicios tecnológicos
Todos los derechos reservados.
Todos los logotipos e iconos son propiedad del webmaster.
Los comentarios son propiedad del que los escribe.