Una buena tarde

28/08/2012 @anjuelzgz

Una crónica de Anjuel & Salduie

Fue el pasado sábado cuando despertó la Liga para el zaragocismo, cuando comenzó la transmisión de sensaciones, se encendió el interruptor de la competición en Cornellá-El Prat.

Después de la trasnochada del lunes anterior, Manolo Jiménez reajustó piezas. Ante la baja forma de Romaric y para fortalecer la medular en campo contrario, contó con la presencia de José Mari y Pinter. El primero de ellos, el jienense, realizó una labor vistosa en la primera parte para pasar desapercibido para los televidentes en la segunda aunque el hecho de que no fuese un plano habitual de las cámaras no invalida el tremendo trabajo de cohesión y contención que realizó este recién llegado. Más desacertado estuvo Adam Pinter, sobre el que recayó la responsabilidad de dar llegada al centro de campo, pisó área en más de una ocasión pero no llevó peligro a las líneas españolistas.

La improvisación en el lateral derecho la protagonizó Goni en esta ocasión y le tocó cubrir a Wakaso, un jugador bullicioso al que consiguió frenar con bastante solvencia. Sin embargo, volvió a ser la línea defensiva la más débil y volvió a recibir un gol a la contra por velocidad y tras un fallo de Pinter al retrasar un balón. Fue Vázquez, el mejor de los pericos, quien se apuntó el primer tanto del partido.

El descanso sirvió para calmar el juego zaragocista y decidirse para tomar la iniciativa. Las mejores ocasiones serían en esta mitad para los maños que rematarían todo lo que habían dejado a medias en la primera parte. En el minuto cincuenta se igualó el partido y empezó otro distinto. Después de que Apoño transformase la pena máxima por la clarísima mano de Albín, la salida al terreno de juego de Víctor Rodríguez por Edu Oriol revolucionó el juego de ataque blanquillo. Frente a la decisión zaragocista, el RCD Espanyol trató de trabar el partido y parar el ritmo al que les estaba sometiendo el rival pero para entonces la pauta y el tempo la marcaban los maños.

Manolo Jiménez renovó las balas de la recamara sacando del campo a Montañés y Pinter e introduciendo a Aranda y Ortí, cuya presencia encendió la sonrisa de Postiga. La falta que le hace al delantero portugués la compañía de otros delanteros en el campo se vio refrendada en la jugada definitiva de la victoria. Allí, José Mari cambió el juego a la banda derecha para que Ortí comandara una jugada de manual: desde fuera del área, centro raso para que el delantero resuelva. Y así fue, así lo hizo Helder Postiga en un remate perfecto y precioso en escorzo.

Los tres puntos viajaban ya por la A-2 camino de Zaragoza cuando Roberto puso el contrapunto terrorífico y aunque no estamos acostumbrados a que sea él, no podía terminar un partido de nuestro Real Zaragoza sin ese detallito que te corte la respiración. En esta ocasión fue un balón mal blocado por el madrileño casi sobre la línea de gol cuando se encontraba entre dos jugadores españolistas. En cualquier caso tampoco vamos a marcar a Roberto ya que en otras jugadas volvió a ser el héroe que solía aunque con menos frecuencia de la que estábamos habituados y todo por méritos de sus compañeros.

Hacía ya tanto, mucho tiempo desde la última vez que al terminar los noventa minutos no teníamos la sensación de haber visto un partido completo, con cosas buenas y malas pero sin quedarse a medias. El equipo empieza a cuajar y los partidos ya duran noventa minutos, la eterna reclamación de Manolo Jiménez la anterior temporada. Ya no sobran minutos ni faltan ganas de volver a ver al equipo otra semana. Habrá que mantener el sosiego y esperar, al menos un par de meses más, para las conclusiones y los peros, sin embargo, estos noventa minutos dejan un buen gusto en el paladar. Hay que seguir.

Ficha del partido:

Espanyol: Cristian Álvarez; Javi López, Raúl Rodríguez, Héctor Moreno (Forlín, m.59), Capdevila; Víctor Sánchez, Cristian Gómez, Albín, Verdú, Wakaso (Tejera, m. 59); y Álvaro Vázquez (Rui Fonte, m.78).

Real Zaragoza: Roberto; Goni, Álvaro, Paredes, Abraham; Pinter (Aranda, m.68), José Mari; Montañés (Ortí, m.85), Apoño, Edu Oriol (Rodríguez, m.46); y Postiga.

Goles: 1-0, min.43: Álvaro. 1-1, min.50: Apoño. 1-2, min.88: Postiga.

Árbitro: Paradas Romero (colegio andaluz). Amonestó a Wakaso (m.38), Víctor Sánchez (m.78) y Raúl Rodríguez (m.84), por el Espanyol, y a Goni (m.14), Pinter (m.66), Rodríguez (m.82) y Montañés (min.83), por el Zaragoza. Expulsó al local Albín por doble amonestación (m.24 y m.49).

 

Volver al listado

Copyright © 2017 Pasión Zaragocista
Desarrollo: Efor Internet + Servicios tecnológicos
Todos los derechos reservados.
Todos los logotipos e iconos son propiedad del webmaster.
Los comentarios son propiedad del que los escribe.