La Federación de Peñas y Siberia

19/03/2014 @rancholand

 LA FEDERACION DE PEÑAS Y SIBERIA.

Pocas veces en la historia del real Zaragoza y de la ciudad, un colectivo se habrá visto atacado tan duramente como el que constituye la federación de peñas, una crítica, si bien, no unánime si muy amplificada por las redes sociales y por los medios de comunicación que dan amparo a los portavoces de estas críticas, de suerte que alguien que no conociera  el panorama peñista de nuestra ciudad, y que solo se informase por los medios antes citados,  quedaría aterrado ante  la sola posibilidad de encontrarse con algún grupo de peñistas, pongamos, por ejemplo,  que usted, querido lector, proviene por ejemplo de la lejana ciudad de Tomsk en Siberia, allí juega un tal Adan Pinter, que jugó en el Zaragoza y debido a esa circunstancia usted, feliz ocurrencia, decide hacerse seguidor blanquiazul y fundar la peña zaragocista de Siberia, organiza el primer desplazamiento de su colectivo y para ver cómo funciona el movimiento peñista usted decide informarse por algunas redes sociales , pues bien, si cuando su avión aterrizase, usted se encontrase con legiones y  legiones de personas con los ojos perdidos en el infinito sus indumentarias hechas jirones, emitiendo sonidos guturales, y con entradas de cinco euros o de cortesía en sus manos, usted se dirigiría a su grupo,tranquilizándoles,  y les diría, primero: tranquilos, no son zombies,  son los nuestros… y segundo: no os inquietéis solo comen rancho.

Esa es la imagen que, una parte minoritaria, pero muy bulliciosa en el “no mundo” de lo virtual  quiere dar del colectivo peñista (por razones que dejo a la inteligencia y/o juicio del lector) en general una masa acéfala, fácilmente manipulable y que solo responde al estimulo de la comida popular, que a partir de ahora denominaremos” rancho”, o de las entradas a bajo precio y los descuentos en los abonos.

Ahora bien, si usted, amigo presidente de la peña siberiana “Adan Pinter”, tras la pequeña confusión del aeropuerto, se encuentra entre los escasísimos supervivientes de su peña, podrá comprobar junto a ellos, si le han perdonado, que,  en estos momentos críticos para el zaragocismo uno de los pocos nexos de unión entre el común (el pueblo) y la institución son precisamente las peñas ,que, con su trabajo en pueblos y barrios, aldeas y valles, tratan de imponer el  sentido común entre nuestros paisanos, entendiendo este, como que lo normal, sea , que un aragonés, sea Zaragocista, sea cuales sean las condiciones del club y la situación en que este se encuentre, un buen ejemplo de ello es el programa cantera peñista y el concurso de dibujo infantil, entre otras actuaciones.

No obstante una duda le asaltara pues, para comprobar la información que había recabado hacia el colectivo peñista,  vuelve a meterse, craso error, en  la red o a escuchar alguna tertulia radiofónica, mira a su alrededor y suspira aliviado: ve banderas  de Aragón, en los edificios oficiales, en cualquier caso ninguna de Japón, país al que creía haber llegado, al observar las constantes llamadas al hara kiri deportivo, en forma de disolución, deseos de que su equipo pierda por goleada y la tan temida palabra …..refundación, por parte de las mencionadas redes o tertulias, no obstante ,Hablando con otros peñistas podrá ver que la realidad, es otra, el arduo trabajo que la gran mayoría del colectivo peñista hace en su entorno para la difusión del zaragocismo como rasgo identitario intrínseco a la naturaleza del aragonés, ello, a través de celebraciones(aniversarios) actos(campeonatos diversos, partido de peñas) y como no ranchos, que sirven para unir y para fortalecer este sentimiento que ante todo expresa unión  y deseos de que el club se mantenga y pueda sobrevivir a estos oscuros momentos que nos ha tocado vivir.

Además, gracias a la federación, usted, podrá viajar siguiendo al equipo, animar activamente a este y se le facilitaran los medios para difundir el zaragocismo en sus heladas tierras, podrá ver los esfuerzos  junto con otras aficiones para revertir los clubes a sus dueños, y podrá disfrutar de otra manera de ver el futbol junto con aficionados de otros equipos e incluso podrá llegar a preocuparse por la situación institucional del club.

Así queridos amigos siberianos llega el fin de su viaje, que a pesar del incidente zombi del aeropuerto, ustedes juzgan muy provechoso, han conocido a otros peñistas y junto a ellos a disfrutado del equipo en la Romareda, montando un tifo, y llevando banderas, han participado de un desplazamiento, donde han conocido a otros aficionados, ha disfrutado  en el aniversario de diversas peñas, ha aprendido a jugar a un exótico juego llamado guiñote, los mas peques, vasili e Irina han participado en el concurso de dibujo infantil y han prometido volver al año que viene con sus compañeros de colegio público “vasili zaitsev” participando del programa “cantera Peñista”,  ha visto la relación familiar de las peñas y sobre todo ha visto el trabajo, que caracteriza a su junta directiva, verdadera demostración de amor desinteresada a unos colores, pero sobre todo ha podido disfrutar de una delicia gastronómica local: El rancho de tajo bajo, que les ha encantado y que le han comentado que también se hace con caracoles.

Pero amigo siberiano, no todo va a ser felicidad, unos ojos inquisitoriales hacían escrutinio de sus primeros pasos como peña zaragocista y usted, sin saberlo, estaba haciendo meritos, para ser denunciado como uno de los impulsores  del botón rojo que llevaría a la destrucción de nuestro real Zaragoza, en complicidad con el máximo accionista de la entidad, ¿hechos que se le imputan?:

-jugar al guiñote

-haber comprado entradas de cinco euros.

-actitud tibia hacia el máximo accionista.

Y sobre todo y el màs grave:
-comer o haber tenido intención de comer rancho.

De ahí que su corazón se quedara helado (con lo difícil que es congelarle el corazón a uno de Siberia) , al sobrevolar los Urales  rumbo a Tomsk, cuando leyera, textualmente, por algún foro o red social “la peña zaragocista de Siberia cómplice del soriano” o “boikot al gas natural de Siberia” “ya no pienso comer más ultracongelados en señal de protesta” o el no menos contundente “se acabo el vodka con limón” o el no menos hiriente “putos cosacos”.

Pero usted querido peñista seguramente se acordara de los bueno momentos  que ha vivido y comprenderá perfectamente lo que ya tantas veces explicaron aragoneses de la talla de Buñuel o Goya.

 

 

 

 

Volver al listado

Próximo encuentro

17/11/2017 - 21:00
UD ALmeria
Real Zaragoza
Juegos Mediterraneos
-
Gol TV

Copyright © 2017 Pasión Zaragocista
Desarrollo: Efor Internet + Servicios tecnológicos
Todos los derechos reservados.
Todos los logotipos e iconos son propiedad del webmaster.
Los comentarios son propiedad del que los escribe.